Tiempo Total
45 Min
Tiempo Activo
30 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
6

Esta salsa de origen hindú es aromática, deliciosa y tan picosa como la quieras. Podría decir que el curry es para los hindús lo que el mole es para los mexicanos. Se sirve sobre carne, pollo o verduras, y se acompaña con arroz.

Cómo hacerlo

1. Calienta el aceite y la mantequilla en un sartén chico o wok a fuego medio-alto. Agrega la cebolla y sofríe de 10 a 15 minutos hasta lograr un color dorado. (Nota: Este es un paso importante, ya que si la cebolla no se cocina bien, la salsa tendrá un sabor raro.)

2. Agrega el jengibre y el ajo al sartén y cocina durante 2 minutos. Mezcla la cebolla, jengibre y el ajo en un procesador de alimentos (o licuadora) hasta que lograr una consistencia suave. No enjuagues el procesador de alimentos.

3. Coloca la mezcla de cebolla en una cacerola grande. Agrega la canela, pimienta negra, semilla de cilantro, comino, cúrcuma y pimienta de cayena. Cocina a fuego lento hasta que la mezcla se espese y alcance la consistencia de una pasta.

4. Coloca los tomates, chiles y cilantro en un procesador hasta lograr una salsa suave. Vierte sobre la mezcla de cebolla y revuelve bien a fuego lento, hasta que la mayoría del líquido se haya evaporado. Añade poco a poco el yogurt, revolviendo constantemente para evitar que se cuaje.

5. Pasa la mezcla al procesador de alimentos y licua hasta lograr una salsa cremosa y suave. Regresa a la cacerola, agrega el agua y sube la temperatura a fuego a alto. Deja que la salsa hierva ligeramente. Tapa y deja hervir de 3 a 5 minutos. Reduce el fuego y cocina a fuego lento hasta que alcance la consistencia deseada.

6. Esta salsa puede usarse para preparar carnes, verduras o una combinación de ambos. Si la comes con carne, agrega la carne ya cocida a la salsa y cocina a fuego lento de 5 a 10 minutos en antes de servir sobre arroz basmati o con pan naan.

7. Para preparar con verduras, cuece al vapor las verduras crudas de 4 a 5 minutos, agrega a la salsa cocina a fuego lento de 5 a 10 minutos.

Tal Vez Te Guste