Tiempo Total
40 Min
Tiempo Activo
30 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
2

Pechugas de pato al horno, bañadas en una salsa tipo oriental a base de salsa de soya, jengibre, vino de arroz y un toque de chile en polvo.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 200 °C.

2. Con un cuchillo filoso, haz 4 cortes entre la piel y la grasa del pato, tocando ligeramente la carne. Unta la sal, la pimienta de cayena y la pimienta negra sobre la piel.

3. Precalienta un sartén de hierro a fuego medio-alto. Coloca las pechugas en el sartén con la piel hacia abajo y fríe hasta que la piel se haya dorado, aproximadamente 5 minutos. Usa una cuchara para retirar el exceso de grasa del fondo del sartén. Voltea las pechugas y cocina durante 1 minuto.

4. Coloca el sartén en el horno precalentado y hornea hasta que la temperatura interna de la parte más gruesa de las pechugas haya alcanzado 71 °C (bien cocidas) o el término deseado.

5. Retira las pechugas del sartén y cobre con papel aluminio. Deja reposar y desecha el exceso de grasa del sartén. Coloca el caldo, la salsa de soya, el vino de arroz, jengibre, salsa de tomate, chile en polvo y el jugo de limón en el sartén. Bate la salsa mientras se cocina a fuego alto, deja que hierva y cocina hasta que espese, aproximadamente 2 minutos. Corta las pechugas en rebanadas delgadas, coloca en los platos y baña con la salsa.

Tal Vez Te Guste