Tiempo Total
3 H 15 Min
Tiempo Activo
45 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
15

Prepara en casa tu propio pan de muerto con un delicioso toque de naranja y anís. ¡Nunca volverás a comprarlo!

Cómo hacerlo

1. Calienta la leche y la mantequilla en una cacerola mediana, hasta que la mantequilla se derrita. Retira del fuego y agrega el agua tibia. La mezcla deberá tener una temperatura de 45 °C.

2. Mezcla 1 taza de harina, levadura, sal, semillas de anís y 1/4 de taza de azúcar en un tazón grande. Envuelve la mezcla de leche tibia, luego los huevos y 2 cucharaditas de ralladura de naranja, hasta que estén bien mezclados. Incorpora ½ taza de harina y sigue agregando más harina hasta que la masa esté suave.

3. Coloca la masa en una superficie enharinada y amasa hasta que alcance una consistencia suave y elástica.

4. Pon la masa en un recipiente ligeramente engrasado, cubre plástico adherente y deja reposar de 1 a 2 horas hasta que duplique su volumen. “Poncha” la masa con tu puño y forma una bola redonda con una bolita en el centro. Coloca la masa en una charola para hornear, cubre con plástico adherente y deja que repose de nuevo en un lugar tibio durante 1 hora o hasta que duplique su tamaño.

5. Hornea a 180 °C durante de 35 a 45 minutos. Retira del horno, deja que se enfríe un poco y barniza la superficie.

6. Para preparar el barniz, mezcla 1/4 de azúcar blanca, jugo de naranja y 1 cucharadita de ralladura de naranja en una cacerola pequeña. Deja que hierva a fuego medio durante 2 minutos. Barniza el pan con una brocha mientras aún está tibio. Espolvorea el pan barnizado con el resto del azúcar blanca.

Tal Vez Te Guste