Tiempo Total
30 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
5

Masa para roles de canela comercial convertida en simpáticos conejitos. Ideales para fiestas infantiles y/o baby showers.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 ºC. Forra una charola de aluminio con papel para hornear.

2. Desenrolla la masa de 1 rol de canela y corta a la mitad. Enrolla 1 de las mitades para formar el “cuerpo” del conejito. Acomoda la masa de forma que el extremo exterior apunte hacia abajo. Esto simulará las patas delanteras. Corta 1/3 de la masa restante y enrolla para formar la “cola”. Enrolla la tira restante de masa hasta a la mitad para formar la “cabeza”. Haz un corte en el centro de la masa sin enrollar para formar las “orejas”.

3. Para unir la “cola” y la “cabeza” al “cuerpo” del conejito, limpia la cubierta de canela en las áreas respectivas, humedece y presiona las piezas para que se peguen. Separa un poco las “orejas” y pincha los extremos para darle una forma puntiaguda. Repite el procedimiento con el resto de los roles.

4. Con mucho cuidado, levanta los “conejitos” con ayuda de una espátula pala y acomoda sobre la charola forrada.

5. Hornea en el horno precalentado hasta que los “conejitos” tomen un tono dorado, entre 15 y 18 minutos. Desliza el papel para hornear con todo y conejitos, colocando sobre una rejilla enfriadora.

6. Cubre los “conejitos” tibios con el glaseado del paquete, siguiendo la forma de los rollos y las orejas. Acomoda una uva pasa en el centro de la cabeza de cada “conejito” para simular los “ojos”.

Tal Vez Te Guste