Tiempo Total
1 H 15 Min
Tiempo Activo
45 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
6

Capas de tortillas rellenas con carne de pollo y rajas de chile poblano bañadas en salsa de tomates verdes y cubiertas con crema y queso manchego. Un clásico de la cocina mexicana.

Cómo hacerlo

1. Cuece los tomates junto con los chiles en agua hirviendo, hasta que los tomates cambien de color, pero cuidando que no se revienten porque se amargan. Escurre bien. Muele los tomates y los chiles junto con la cebolla y ajo, hasta tener una salsa homogénea.

2. Calienta 1 cucharadita de aceite en la olla en que cociste los tomates. Fríe la salsa durante unos minutos y sazona con consomé de pollo granulado. Deja que hierva a fuego bajo durante unos minutos para que los sabores se integren.

3. Calienta 1 centímetro de aceite en un sartén pequeño a fuego medio-alto. Pasa las tortillas por el aceite muy caliente durante unos segundos para que se suavicen, pero cuidando que no se doren. Escurre el exceso de grasa.

4. Precalienta el horno a 180 ºC (350 ºF). Ten listo un molde refractario cuadrado.

5. Para armar el pastel, acomoda una capa de tortillas en el fondo del refractario. Unta con un poco de frijoles refritos y distribuye encima parte de la pechuga y las rajas de chile poblano. Baña con salsa verde, agrega crema y espolvorea con queso. Cubre con una segunda capa de tortillas y repite el proceso de capas, hasta terminar con los ingredientes y una última capa de queso.

6. Hornea en el horno precalentado durante 45 minutos.

Tal Vez Te Guste