Tiempo Total
1 H 40 Min
Tiempo Activo
1 H 20 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
8

Pierna de cerdo deshebrada y guisada con cebollas en una salsa de tomates verdes con chile poblano. Sirve sobre tostadas o en tacos de tortilla de harina.

Cómo hacerlo

1. Coloca la pierna de cerdo en una olla de presión junto con 1/2 cebolla, 2 dientes de ajo, 1 hoja de laurel y sal al gusto. Tapa y cuece a presión durante 45 minutos, desde el momento en que empiece a sonar la válvula.

2. Mientras, cuece los tomates y el chile poblano cubiertos en agua, hasta que se suavicen (cuida que no se revienten los tomates porque se amargan). Deja enfriar, luego licúa los tomates junto con el chile, 1 diente de ajo, cilantro y sal, hasta tener una salsa uniforme. Reserva.

3. Una vez que la carne esté lista, retira del caldo y deshebra con ayuda de dos tenedores. Reserva el caldo para otro uso.

4. Calienta el aceite en una cacerola a fuego medio. Agrega la cebolla y el ajo, y sofríe hasta que se vean transparentes. Incorpora la carne deshebrada y fríe durante unos minutos más. Vierte la salsa y deja que suelte el hervor. Rectifica el sazón y deja que todo hierva junto a fuego moderado durante 10 minutos, hasta que los sabores se integren. (Si la salsa queda muy espesa o empieza a secarse, agrega unas cucharadas del caldo de la carne).

Tal Vez Te Guste