Tiempo Total
4 H 55 Min
Tiempo Activo
4 H 45 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
4

Cola de res se cocina lentamente en salsa de tomate con caldo y especias, hasta que la carne queda tan suave que se derrite en tu boca. Sírvela sobre pasta rigatoni y espolvorea con queso parmesano recién rallado y perejil fresco picado.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 220 ºC (425 ºF). Engrasa ligeramente una rosticera o molde para hornear lo suficientemente grande como para dar cabida a todas colas, sin encimar.

2. Mezcla la cebolla con el ajo y distribuye sobre la rosticera engrasada. Unta los trozos de cola con aceite de oliva y sazona con sal y pimienta. Acomoda sobre la cama de cebolla. Hornea durante 25 minutos en el horno precalentado. Voltea las colas y sigue horneando hasta que tomen un tono café uniforme, entre 20 y 35 minutos más. Saca del horno.

3. Vierte el vinagre, salsa de tomate y caldo de pollo dentro de la rosticera. Agrega el tomillo, orégano, sal y chile; revuelve. Vierte todo dentro de una olla grande y calienta a fuego medio-alto, hasta que el líquido empiece a hervir. Tapa, reduce el fuego a moderado y deja que hierva muy suave, pero constantemente, hasta que la carme empiece a separarse del hueso y esté muy suave, entre 4 y 5 horas. Retira la grasa de la superficie antes de servir.

Tal Vez Te Guste