Tiempo Total
32 Min
Tiempo Activo
12 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
18

Cuadros de hojaldre con rebanadas de duraznos frescos y glaseado de mermelada de chabacano. Un postre elegante, fácil y rápido.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 200 ºC (400 ºF). Forra 2 charolas de aluminio con papel para hornear.

2. Corta cada hoja de hojaldre en 9 cuadros de 7.5 centímetros. Unta un poquito de mermelada de chabacano en el centro de cada cuadro. Acomoda encima 3 rebanadas de durazno, en forma de abanico, dejando libres los bordes de la pasta. Agrega un poco más de mermelada sobre las rebanadas de durazno.

3. Hornea en el horno precalentado, 1 charola a la vez, hasta que el hojaldre tome un tono dorado claro, aproximadamente 10 minutos.

4. Adelgaza la mermelada restante con 2 cucharadas de agua caliente en un recipiente pequeño, formando un glaseado.

5. Con ayuda de una cuchara pequeña, rocía un poco del glaseado sobre cada tartaleta. Regresa las tartaletas al horno durante 2 minutos para que tomen un tono dorado oscuro. Coloca las tartaletas sobre rejillas de alambre para que se enfríen completamente antes de servir, aproximadamente 10 minutos.

Tal Vez Te Guste