Tiempo Total
55 Min
Tiempo Activo
30 Min
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
8

Base para pizza sin gluten con sabor a hierbas y queso parmesano. Disfrútala con todos tus ingredientes favoritos.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 220 ºC. Forra una charola de aluminio con papel para hornear. Engrasa ligeramente el papel.

2. Mezcla muy bien la harina multiusos con la harina de garbanzo, fécula de maíz, harina de tapioca, polvo para hornear, goma xantana, hierbas italianas, orégano, sal y queso parmesano en un tazón. Reserva.

3. Disuelve 1 cucharadita de azúcar en el agua tibia. Espolvorea la levadura sobre el agua y deja reposar hasta que forme espuma, entre 3 y 5 minutos. Aparte, bate el huevo en un recipiente junto con el aceite de oliva, vinagre, 1 cucharadita de azúcar y ajo, hasta tener una mezcla homogénea. Incorpora la levadura espumosa, luego integra los ingredientes secos, revolviendo hasta deshacer todos los grumos. Extiende la masa sobre el papel engrasado, dejando las orillas un poco más gruesas que el centro.

4. Hornea en el horno precalentado entre 10 y 12 minutos, hasta que la masa haya subido y se sienta firme.

5. Retira el pan de la pizza del horno y acomoda encima tus ingredientes favoritos. Regresa al horno y cocina de 20 a 30 minutos más, hasta que tome un tono café dorado. Si prefieres una base crujiente, retira la pizza de la charola y hornea directamente sobre la rejilla del horno durante 5 minutos más.

Tal Vez Te Guste