Tiempo Total
1 H 18 Min
Tiempo Activo
8 Min
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
15

Deliciosas galletas de mantequilla y limón cubiertas con un glaseado de limón. Tan buenas que no creerás que no tienen gluten.

Cómo hacerlo

1. Coloca la harina, goma de xantano, fécula de maíz, azúcar y sal en un procesador de alimentos. Pulsa para mezclar bien. Agrega la ralladura de limón y pulsa de nuevo hasta integrar.

2. Añade la mantequilla, deja reposar unos minutos para que los ingredientes secos la absorban, luego pulsa de nuevo hasta incorporar bien, formando una bola de masa.

3. Coloca la masa sobre un trozo grande de plástico adherente y forma una barra larga de masa de 3 centímetros de alto por 3 centímetros de ancho. Envuelve en el mismo plástico y refrigera durante 45 minutos.

4. Precalienta el horno a 180 ºC. Forra una charola para galletas con papel para hornear.

5. Saca la pasta del horno y corta en rebanadas de aproximadamente 1/2 centímetro de grosor. Acomoda sobre la charola y hornea durante 45 minutos o hasta que la base se dore un poco y el centro de la superficie se sienta firme.

6. Saca del horno y deja en la charola 5 minutos, luego coloca sobre una rejilla enfriadora y deja enfriar completamente.

Galletas

8. Mezcla el azúcar glass con el jugo de limón, hasta tener una consistencia adecuada: ni muy espesa ni muy aguada. Si es necesario, agrega más jugo de limón, 1/2 cucharadita a la vez.

9. Con mucho cuidado sumerge un lado de la galleta en el glaseado, cubriendo completamente. Coloca sobre la charola para galletas o la rejilla enfriadora, con el lado glaseado hacia arriba.

Glaseado

Tal Vez Te Guste