Tiempo Total
1 H
Tiempo Activo
10 Min
Tiempo Prep
5 Min
Porciones
8

Prepara tu propio queso fresco casero en un dos por tres con solo cuatro ingredientes y un procedimiento fácil.

Cómo hacerlo

1. Calienta el agua a fuego moderado en una olla de acero inoxidable o de vidrio. Cuando esté tibia, agrega la leche en polvo, moviendo con una cuchara de madera para que se disuelve bien; deja en el fuego unos 5 minutos, cuidando que no hierva. (La temperatura ideal es de 85 ºC).

2. Disuelve muy bien el ácido cítrico en 1/4 taza de agua y vierte dentro de la olla con la leche. Apaga y deja reposar 10 minutos, hasta que la cuajada se separe del suero.

3. Coloca un trozo grande de manta de cielo o lienzo tipo gasa sobre un recipiente grande. Vierte el contenido de la olla de forma que el recipiente atrape el suero y el lienzo la cuajada. Toma las cuatro puntas del lienzo y levanta el queso. Exprime muy bien y coloca sobre un plato con todo y lienzo. Sazona con sal al gusto y deja reposar 2 minutos.

4. Ata el lienzo y cuelga en un lugar en el que el queso pueda seguir escurriendo durante 30 minutos, exprimiendo de vez en cuando.

5. Retira el queso del lienzo y coloca dentro de un recipiente con tapadera. Mantén el queso en refrigeración y consume en el transcurso de 5 días.

Tal Vez Te Guste