Tiempo Total
1 H
Tiempo Activo
40 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
4

Pasta corta con corazones de alcachofa frescos guisados con tocino crujiente y un toque de vino blanco.

Cómo hacerlo

1. Hierve los corazones de alcachofa en abundante agua salada durante 10 minutos. Deberán quedar suaves, pero compactos. Escurre y reserva el agua de cocción.

2. Calienta un sartén a fuego medio y fríe el tocino en su propia grasa. Retira con una espumadera y escurre sobre toallas de papel.

3. Calienta 2 cucharadas de aceite en una cacerola a fuego bajo. Agrega la cebolla y sofríe durante 10 minutos. Vierte el vino blanco, un poco a la vez, a fin de que la cebolla se suavice en lugar de quemarse.

4. Hierve el agua en que herviste las alcachofas (agregando más si es necesario) y cocina en ésta la pasta. Retira del fuego y escurre 2 minutos antes del tiempo sugerido en el paquete.

5. Mientras, agrega las alcachofas y mitad del tocino a la cacerola con la cebolla Sazona con pimienta y cocina todo junto a fuego alto durante unos minutos.

6. Incorpora la pasta cocida y escurrida, revuelve para cubrir con la preparación de alcachofas y agrega un poco del agua de cocción de la pasta para que no se seque.

7. Retira la pasta del horno y revuelve con el queso. Espolvorea el resto del tocino y sirve.

Tal Vez Te Guste