Tiempo Total
15 Min
Tiempo Activo
5 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
4

Transforma al más simple de los postres en una delicia de aspecto gourmet con esta salsa de fresa. Sírvela sobre helados, pasteles, gelatinas de leche, pays de queso y todo lo que se te ocurra.

Cómo hacerlo

1. Coloca mitad de las fresas, azúcar y agua en una cacerola pequeña. Cocina a fuego medio hasta que el azúcar se disuelva y las fresas suelten su jugo y su color. Retira del fuego y deja enfriar un poco.

2. Vierte las fresas cocidas dentro del vaso de la licuadora y agrega las fresas frescas restantes; licúa hasta tener una salsa uniforme. Si queda demasiado espesa, agrega el agua.

Tal Vez Te Guste