Tiempo Total
40 Min
Tiempo Activo
20 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
6

Una pizza sencilla con cebollas acitronadas y quesos mozzarella y parmesano, con un toque de orégano. De origen argentino.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 200 °C. Engrasa con aceite una charola para pizza redonda.

2. Extiende la masa para pizza con las manos, formando un círculo del tamaño de la charola; acomoda sobre la charola engrasada. Barniza la superficie de la masa con 1 cucharada de aceite y hornea durante 7 minutos en el horno precalentado.

3. Mientras, calienta el resto del aceite de en un sartén a fuego medio. Agrega la cebolla y sofríe hasta que se suavice, aproximadamente 4 minutos; sazona con sal y pimienta.

4. Saca la pizza del horno, distribuye sobre ésta el queso mozzarella, luego la cebolla. Cubre con el queso parmesano y espolvorea con el orégano molido entre tus dedos. Rocía con un poco de aceite de oliva extra.

5. Regresa la pizza al horno y permite que los quesos se derritan y la masa se dore. Sirve inmediatamente.

Tal Vez Te Guste