Tiempo Total
40 Min
Tiempo Activo
20 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
8

La receta tradicional italiana se transforma un poco con la adición de chícharos al espagueti que normalmente se prepara solo con tocino y huevos.

Cómo hacerlo

1. Cuece el espagueti en una olla con agua hirviendo con sal hasta que esté al dente (suave pero aún firme). Escurre bien y mezcla con 1 cucharada de aceite de oliva. Reserva.

2. Mientras el espagueti se cuece, fríe el tocino en un sartén grande hasta que se haya dorado ligeramente. Retira del fuego y coloca sobre un plato con una toalla o servilleta de papel. Deja 2 cucharadas de la grasa del tocino en el sartén y agrega 1 cucharada de aceite de oliva. Añade la cebolla y sofríe a fuego medio hasta que se vea transparente. Incorpora el ajo y sofríe durante 1 minuto más. Si lo deseas, vierte el vino y deja en el fuego otro minuto.

3. Regresa el tocino dorado al sartén y agrega los chícharos y el espagueti. Revuelve para que todo se caliente. Si es necesario, agrega más aceite de oliva para evitar que se seque y se pegue. Incorpora los huevos batidos y revuelve todo hasta que los huevos se hayan cuajado ligeramente. Agrega rápidamente 50 gramos que queso parmesano y revuelve de nuevo. Sazona con sal y pimienta al gusto (recuerda que el tocino y el queso parmesano son bastante salados).

4. Sirve inmediatemente y espolvorea con queso parmesano.

Tal Vez Te Guste