Tiempo Total
8 H 10 Min
Tiempo Activo
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
3

Aprende cómo hacer leche de almendras fácilmente en casa y disfrútala como si fuera leche de vaca: en licuados, cereales, café, té, chocolate caliente... y todo lo que se te ocurra. Es deliciosa y saludable.

Cómo hacerlo

1. Coloca las almendras en un recipiente mediano y cubre con unos 10 centímetros de agua al tiempo o fría. Deja reposar durante por lo menos 8 horas (entre más tiempo, mejor. Normalmente yo las dejo 24 horas).

2. Escurre las almendras remojadas y enjuaga varias veces con agua limpia.

3. Coloca las almendras dentro del vaso de la licuadora y agrega 2 tazas de agua. Licúa durante varios minutos, agregando el resto del agua poco a poco, hasta que las almendras se hayan molido completamente.

4. Cubre un cedazo fino con una bolsa para hacer leche de almendras (o manta de cielo o servilleta de tela limpia). Cuela la leche, exprimiendo muy bien las almendras para extraer toda la leche posible.

5. Vierte la leche dentro de frascos de vidrio con tapadera y conserva en refrigeración hasta por unos 5 días.

Tal Vez Te Guste