Tiempo Total
45 Min
Tiempo Activo
20 Min
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
12

Cupcakes navideños sabor vainilla, decorados como reno con orejas de chicloso de chocolate, cuernos de pretzel y hocico de galleta.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 ºC. Cubre con capacillos de papel 12 moldes para muffin.

2. Bate la mantequilla junto con el azúcar y la vainilla en un tazón grande, hasta que se esponje. Agrega los huevos, uno a la vez, batiendo bien después de cada adición.

3. Aparte, cierne la harina junto con el polvo para hornear y la sal. Incorpora al batido de mantequilla y huevos, alternando con la leche.

4. Divide la masa entre los moldes y hornea durante 17 y 20 minutos, hasta que pasen la prueba del palillo. Saca del horno y deja enfriar dentro de los moldes 5 minutos. Luego desmolda y coloca sobre una rejilla de alambre para que se enfríen completamente.

Para los cupcakes:

6. Bate el azúcar glass con la mantequilla y la leche, agregando agua solo si es necesario adelgazar el betún. Añade el colorante poco a poco, hasta alcanzar el el tono deseado. (Si lo prefieres, utiliza betún de chocolate).

7. Embetuna los cupcakes cuando se hayan enfriado completamente.

Para el betún:

9. Corta los pretzels a la mitad para hacer los cuernos. Inserta dos cuernos en cada cupcake. Forma la cara colocando una galleta de vainilla como hocico. Coloca un poco de betún en una luneta roja y pega sobre la galleta como si fuera la nariz. Acomoda los ojos en su lugar. Por último, toma mitad de un chicloso de chocolate, dale la forma de oreja e inserta en un lado del cupcake. Haz lo mismo con la otra mitad del chicloso para completar el reno.

Para decorar:

Tal Vez Te Guste