Tiempo Total
2 H 25 Min
Tiempo Activo
2 H 15 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
4

La receta más fácil de las carnitas de Michoacán: trozos de carne de puerco se cuecen en muy poca agua con sal y un toque de naranja, y terminan dorándose en su propia grasa.

Cómo hacerlo

1. Coloca la carne en una cazuela amplia. Rocía con jugo de naranja y espolvorea con sal. Agrega suficiente agua como para cubrir la carne parcialmente (NO completamente).

2. Calienta a fuego alto, sin tapar, hasta que suelte el hervor. Reduce el fuego a medio-bajo y deja que hierva suavemente durante 1 hora o 1 1/2 horas, hasta que la mayor parte del líquido se evapore y la carne esté cocida, pero firme. (Si es necesario durante esta primera fase de cocción, agrega agua para evitar que la carne se seque completamente.)

3. Reduce el fuego a bajo, y sigue cocinando sin tapar durante aproximadamente 1/2 hora más, hasta que el líquido se haya evaporado por completo y la carne haya soltado su grasa. Cuando las carnitas empiecen a dorarse en su propia grasa, mueve frecuentemente para que se doren uniformemente.

4. Con mucho cuidado, pasa las carnitas a un cedazo de alambre grande y coloca éste sobre un recipiente de vidrio o metal para escurrir el exceso de grasa durante unos minutos. Tapa las carnitas con papel aluminio para mantenerlas calientes.

5. ¡Disfruta!

Tal Vez Te Guste