Tiempo Total
8 H 30 Min
Tiempo Activo
10 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
6

Una deliciosa opción para quienes no pueden, o no quieren, tomar leche de vaca. Es fácil de preparar en casa.

Cómo hacerlo

1. Coloca la soya en un recipiente y cubre con abundante agua. Deja remojar durante 8 horas o toda la noche.

2. Pasadas las 8 horas, desecha el agua de remojo y enjuaga la soya muy bien hasta que el agua salga clara.

3. Muele muy bien los frijoles de soya con 1 1/2 litros de agua, trabajando en tandas para hacerlo más fácil.

4. Cubre un cedazo grande grande con un trozo de manta de cielo o servilleta de tela de aproximadamente 50 centímetros cuadrados, y colócalo sobre una olla mediana. Vierte el licuado de soya sobre la manta. Va a ser necesario que tomes las cuatro esquinas de la manta con una mano, a fin de exprimir la leche con la otra.

5. Calienta la leche de soya junto con la canela hasta que empiece a hervir. Luego reduce el fuego a bajo y deja que hierva suavemente durante 5 minutos. Apaga el fuego y, si lo deseas, endulza al gusto.

Tal Vez Te Guste