Tiempo Total
1 H 30 Min
Tiempo Activo
1 H 10 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
12

Un pastel de queso único que genera su propia costra mientras se cuece en el horno. Delicioso con toques de vainilla y limón.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 °C (350 °F). Engrasa el fondo y mitad de los lados de un molde desmontable de 23 centímetros de diámetro.

2. Mezcla el azúcar con la fécula de maíz y la harina. Reserva.

3. Coloca el queso crema y el queso cottage en un tazón, y bate con batidora eléctrica a velocidad alta, hasta integrar perfectamente. Agrega la mantequilla y bate de nuevo. Sin dejar de batir, añade poco a poco la mezcla de azúcar y harina. Incorpora los huevos, uno por uno, batiendo muy bien después de cada adición. Agrega el jugo de limón y la vainilla, y mezcla bien.

4. Vierte la masa dentro del molde y hornea durante 1 hora y 10 minutos. Apaga el horno y deja que el pastel repose dentro del horno, con la puerta cerrada, durante 2 horas. Luego saca del horno y coloca sobre una rejilla de alambre para que se enfríe a temperatura ambiente. Refrigera durante 4 horas y toda la noche antes de servir.

Tal Vez Te Guste