Tiempo Total
1 H 10 Min
Tiempo Activo
45 Min
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
12

Un suculento pastel de manzana con nuez de castilla y un toque de canela. Es tan delicioso que no necesita betún. Su sabor es aún mejor el día siguiente.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 ºC. Engrasa y enharina un molde de 23×33 centímetros.

2. Cierne la harina junto con el bicarbonato, canela y sal; reserva. Revuelve las manzanas con el azúcar; reserva.

3. Mezcla el azúcar mascabado con el aceite, huevos y vainilla en un tazón grande. Agrega las manzanas azucaradas, luego los polvos cernidos, integrando con una espátula . Envuelve las nueces.

4. Vierte la masa dentro del molde y hornea durante 45 minutos o hasta que el pastel pase la prueba del palillo. Deja enfriar antes de servir.

Tal Vez Te Guste