Tiempo Total
1 H 10 Min
Tiempo Activo
45 Min
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
9

Una receta fácil, un pastel delicioso y un betún cremoso. El postre perfecto para los amantes de la combinación de manzana y canela.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 ºC. Engrasa y enharina un molde cuadrado de 23 centímetros.

2. Bate la manteca vegetal junto con el azúcar mascabado y azúcar refinada en un tazón grande, hasta que se esponje. Agrega los huevos, uno a la vez, batiendo bien después de cada adición. Añade la vainilla.

3. Cierne la harina junto con el polvo para hornear, bicarbonato, sal, canela y nuez moscada. Incorpora al batido de manteca y huevos, alternando con la leche y mezclando solo hasta integrar. Envuelve las manzanas picadas.

4. Vierte la masa dentro del molde, distribuyendo uniformemente. Hornea entre 35 y 40 minutos o hasta que el pastel pase la prueba del palillo. Deja enfriar completamente antes de cubrir con el betún de canela.

5. Para preparar el betún: Coloca la manteca vegetal, azúcar glass, canela y nuez moscada en un tazón mediano. Agrega 1 cucharada de leche y empieza a batir con batidora eléctrica, agregando 1 cucharada de leche a la vez, hasta alcanzar una consistencia untable adecuada. Unta sobre el pastel ya frío.

Tal Vez Te Guste