Tiempo Total
50 Min
Tiempo Activo
20 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
8

Este pastel combina las texturas de la galleta y el pastel tradicional. Se rellena y cubre con fresas frescas y crema chantilly.

Cómo hacerlo

1. Rebana las fresas y revuelve muy bien con 1/2 taza de azúcar refinada. Reserva.

2. Precalienta el horno a 220 °C (425 °F). Engrasa y enharina un molde redondo de 20 centímetros de diámetro.

3. Mezcla la harina, polvo para hornear, 2 cucharadas de azúcar y sal. Agrega la manteca vegetal, integrando con ayuda de dos tenedores, hasta tener una masa arenosa. Forma un pozo en el centro y agrega el huevo batido y la leche. Mezcla hasta humedecer la masa.

4. Distribuye la masa en el molde y hornea entre 15 y 20 minutos, hasta que tome un tono café dorado. Deja enfriar un poco.

5. Corta el pastel tibio a la mitad, horizontalmente, para tener dos capas. Coloca mitad de las fresas sobre la capa inferior y tapa con la capa superior. Acomoda las fresas restantes sobre el pastel y cubre con la crema chantilly.

Tal Vez Te Guste