Tiempo Total
25 Min
Tiempo Activo
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
12

Un pastel de claras de huevo (también conocido como pastel blanco) cubierto con betún de mantequilla y naranja.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 °C (350 °F). Engrasa 2 moldes de 23 centímetros de diámetro y cubre el fondo y las orillas con papel para hornear. Engrasa y enharina el papel.

2. Cierne la fécula de maíz junto con la harina, polvo para hornear y sal en un tazón grande. Agrega el aceite, leche, agua y vainilla. Bate hasta tener una masa uniforme.

3. Aparte, bate las claras de huevo hasta que estén espumosas. Agrega el cremor tártaro y bate a punto de turrón. Añade poco a poco el azúcar, batiendo hasta integrar perfectamente. Envuelve en la masa.

4. Divide la masa entre los dos moldes y hornea entre 35 y 40 minutos. Deja enfriar y cubre con el betún de naranja.

5. Para preparar el betún, bate la mantequilla en un tazón, hasta que se esponje. Agrega la ralladura de naranja y la sal; mezcla bien. Incorpora el azúcar glass, alternando con los jugos de naranja y limón. Sigue batiendo hasta que el betún se esponje. Unta sobre el pastel ya frío.

Tal Vez Te Guste