Tiempo Total
7 H 30 Min
Tiempo Activo
1 H
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
12

Un pastel fácil de preparar con queso, leche condensada y ron, sobre una costra de galletas de vainilla y bañado en una salsa de caramelo con nueces.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 150 °C (300 °F).

2. Mezcla 1/4 taza de mantequilla derretida, galletas molidas y azúcar en un tazón, hasta tener una mezcla uniforme. Presiona sobre el fondo de un molde desarmable de 23 centímetros de diámetro.

3. Bate el queso crema en un tazón grande, hasta que se esponje. Sin dejar de batir, agrega poco a poco la leche condensada. Agrega uno por uno los huevos, batiendo bien después de cada adición. Añade 1/4 taza de ron, extracto de vainilla y nuez moscada. Vierte dentro del molde con la costra de galleas.

4. Hornea de 40 a 50 minutos, hasta que el relleno se haya cuajado. Saca del horno y deja reposar 5 minutos. Con mucho cuidado pasa un cuchillo delgado por las orillas para separar el pastel del molde. Deja que se enfríe a temperatura ambiente, luego refrigera hasta que esté bien frío. Desmolda y sirve.

5. Disuelve la fécula de maíz en 1 taza de agua. Derrite 2 cucharadas de mantequilla en una cacerola mediana. Agrega el azúcar mascabado y la fécula disuelta. Calienta, moviendo frecuentemente, hasta que suelte el hervor. Reduce el fuego a moderado y deja que hierva suavemente durante 10 minutos. Retira del fuego y agrega 2 cucharadas de ron. Deja enfriar.

6. Justo antes de servir, incorpora las nueces. Sirve la salsa sobre el queso.

Tal Vez Te Guste