Tiempo Total
1 H
Tiempo Activo
30 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
16

Las nueces doradas en mantequilla le dan a este pastel un sabor superior a cualquier otro pastel de nuez.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 ºC (350 ºF). Engrasa y enharina los fondos de tres moldes de 23 centímetros de diámetro.

2. Derrite 1/4 taza de mantequilla en un sartén de hierro a fuego medio. Agrega las nueces y dora de 10 a 15 minutos, moviendo frecuente.

3. Cierne la harina con el polvo para hornear y 1/2 cucharadita de sal.

4. Aparte, bate la taza de mantequilla restante en un tazón grande, hasta acremar. Agrega poco a poco 2 tazas de azúcar; sigue batiendo a velocidad alta hasta que se esponje. Baja la velocidad a media y añade los huevos, uno por uno, batiendo bien después de cada adición. Reduce la velocidad de la batidora a baja e incorpora los polvos cernidos, alternando con la leche y la vainilla (empezando y terminando con los polvos). Bate bien. Envuelve 1 1/3 tazas de nueces.

5. Hornea el pastel hasta que tome un tono dorado y pase la prueba del palillo, entre 25 y 30 minutos. Deja enfriar completamente.

6. Mientras, prepara el betún. Bate 1/4 taza de mantequilla en un tazón, hasta acremar. Agrega 1 cucharadita de vainilla, sal, 4 tazas de azúcar glass y 1/3 to 1/2 taza de crema para batir. Bate hasta alcanzar una consistencia untable (si queda demasiado espeso, adelgaza con un poco más de crema). Envuelve las nueces restantes.

7. Rellena con betún las capas de pastel y cubre la superficie y los lados.

Tal Vez Te Guste