Tiempo Total
1 H 20 Min
Tiempo Activo
55 Min
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
12

Un suculento pastel de chocolate blanco con crema ácida, decorado con dos tipos de chocolate derretido.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 ºC (350 ºF). Engrasa un molde rosca de 25 centímetros de diámetro y espolvorea con 2 cucharadas de azúcar.

2. Pica mitad del chocolate blanco y derrite el resto. Reserva.

3. Bate la mantequilla con 2 tazas de azúcar hasta que se esponje, aproximadamente 5 minutos. Agrega los huevos, uno por uno, batiendo bien después de cada adición. Añade los extractos de vainilla y almendra junto con el chocolate derretido; mezcla bien.

4. Mezcla aparte la harina con el polvo para hornear, sal y bicarbonato; incorpora a los ingredientes húmedos, alternando con la crema ácida. Bate solo hasta integrar.

5. Vierte 1/3 de la masa dentro del molde y distribuye sobre ésta mitad del chocolate blanco picado. Repite el procedimiento. Vierte el resto de la masa sobre la segunda capa de chocolate picado.

6. Hornea el pastel a 180 ºC (350 ºF) entre 55 y 60 minutos o hasta que al insertar un cuchillo en el centro éste salga limpio.

7. Retira el pastel del horno y deja enfriar en el molde durante 10 minutos. Desmolda y coloca sobre una rejilla de alambre para que se enfríe completamente.

Pastel:

9. Mientras, derrite por separado 30 gramos de chocolate semiamargo y 120 gramos de chocolate blanco. Deja enfriar a temperatura ambiente y rocía sobre el pastel ya frío. Si lo deseas, puedes decorar con fresas.

Cubierta:

Tal Vez Te Guste