Tiempo Total
1 H 10 Min
Tiempo Activo
40 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
12

Un pastel ligero, atractivo a la vista y al paladar. Perfecto para disfrutar en familia o entre amigos. Si no lo comes el mismo día, mantenlo en refrigeración.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 190 ºC (375 ºF). Engrasa y enharina un molde rosca de 23 centímetros de diámetro.

2. Bate las claras a punto de turrón en un tazón limpio y seco. Reserva.

3. Aparte, bate la mantequilla con el azúcar en otro tazón, hasta acremar. Agrega las yemas y la ralladura de limón; sigue batiendo.

4. Mezcla la harina con el polvo para hornear y agrega al batido de mantequilla y yemas; mezcla bien. Envuelve suavemente las claras batidas.

5. Vierte la masa dentro del molde rosca. Habrá solo como 3 centímetros de la misma. Acomoda las rebanadas de ciruela sobre la masa, en forma decorativa y con la cáscara hacia abajo.

6. Hornea hasta que el pastel pase la prueba del palillo, aproximadamente 40 minutos. Deja enfriar completamente antes de servir.

Tal Vez Te Guste