Tiempo Total
1 H 40 Min
Tiempo Activo
1 H 15 Min
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
15

Las fruta se hornea sobre la masa del pastel, cubierta con una capa de azúcar y canela que le da a este pastel una textura crujiente. Si no encuentras frambuesas, simplemente dobla la cantidad de fresas.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 190 ºC (375 ºF). Engrasa un refractario de vidrio de 28×18 centímetros.

2. Bate 1/2 taza de mantequilla con 1/2 taza de azúcar, hasta que se esponje. Agrega el huevo y bate bien. Incorpora el polvo para hornear y la sal. Añade la harina, 1 taza a la vez, alternando con el yogurt y mezclando con una espátula.

3. Distribuye la masa dentro del refractario y acomoda las fresas y frambuesas encima. Espolvorea la cubierta sobre la fruta.

4. Para preparar la cubierta, mezcla 1/2 taza de azúcar con 1/2 taza de harina, 1/2 taza de mantequilla y canela, hasta tener una consistencia arenosa.

5. Hornea el pastel durante 1 hora y 15 minutos o hasta que se haya esponjado y dorado. Deja enfriar. Puedes cortarlo dentro del refractario y servirlo directamente o cortarlo en cuadros y acomodarlos en un platón antes de servir.

Tal Vez Te Guste