Tiempo Total
1 H 30 Min
Tiempo Activo
1 H 10 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
24

Este pastel de miel es un postre excelente para después de la comida o la cena y para cualquier tipo de celebración.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 165 ºC (325 ºF). Engrasa con aceite dos moldes para hornear de 20 0 23 centímetros. Forra el fondo de cada uno con papel encerado y engrasa el papel con aceite.

2. Cierne la harina junto con la sal, polvo para hornear, bicarbonato, canela y pimienta gorda. En un tazón aparte, bate los huevos con batidora eléctrica, agregando poco a poco el azúcar. Bate hasta que se espesen y tomen un tono pálido, aproximadamente 5 minutos. Agrega el aceite, miel y café; bate hasta integrar.

3. Incorpora los polvos cernidos con ayuda de una espátula. Mezcla las almendras con las pasas y envuelve en la masa.

4. Divide la masa entre los dos moldes, dejando un espacio libre de 3 centímetros para que no se derramen al subir. Hornea entre 65 y 75 minutos, hasta que pasen la prueba del palillo. Retira los pasteles del horno y deja en el molde 10 minutos antes de desmoldar.

5. Para preparar el glaseado, coloca en una cacerola 1 1/2 tazas de miel, jugo de limón, ralladura de limón y agua. Hierve a fuego medio, moviendo constantemente, hasta que se espese. Retira del fuego y vierte sobre el pastel. Espolvorea con almendras fileteadas.

Tal Vez Te Guste