Tiempo Total
1 H 5 Min
Tiempo Activo
50 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
14

Un delicioso pastel "comida de angel" hecho con masas de dos sabores que se alternan en un molde rosca.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 ºC. Lava y seca muy bien un molde rosca para asegurarte que no tenga nada de grasa.

2. Coloca las claras de huevo en un tazón grande de vidrio o metal y bate hasta que formen espuma. Agrega el cremor tártaro y la sal, y sigue batiendo hasta que formen picos suaves (punto de nueve). Sin dejar de batir, espolvorea poco a poco el azúcar sobre éstas. Sigue batiendo hasta que se formen picos firmes. Coloca mitad de las claras en otro tazón.

3. Envuelve suavemente 3/4 de taza de harina, extracto de naranja y yemas en una mitad de las claras, hasta integrar bien. Envuelve el resto de la harina y la vainilla en la otra mitad de claras. Vierte dentro del molde 1 taza de masa a la vez dentro del molde rosca, alternando colores y con ayuda de un cucharón.

4. Hornea el pastel durante 30 minutos a 180 ºC. Reduce la temperatura del horno a 165 ºC y hornea durante 20 minutos más, o hasta que éste pase la prueba del palillo.

5. Voltea el molde con el pastel sobre una rejilla de alambre, pero no desmoldes. Una vez que el pastel se enfríe completamente, retira el molde y cubre el pastel con tu betún favorito. Este pastel se lleva muy bien con un betún de queso crema y limón.

Tal Vez Te Guste