Tiempo Total
1 H 35 Min
Tiempo Activo
1 H 15 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
14

Sabores de piña, coco y naranja en un pastel jugoso con un toque de ron, ideal para cualquier ocasión.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 165 ºC (325 ºF).

2. Mezcla la harina con 1 1/2 tazas de azúcar, polvo para hornear y sal en un tazón grande. Forma un pozo en el centro y agrega aceite, yemas, agua fría, coco y ralladura de naranja. Bate hasta tener una masa uniforme.

3. Usando aspas limpias y secas, bate las claras de huevo con el cremor tártaro hasta que formen picos firmes. Apaga la batidora y agrega poco a poco la masa, envolviendo lentamente en las claras con una espátula. (No batas ni revuelvas rápidamente).

4. Vierte la masa dentro de un molde rosca de 25 centímetros de diámetro, sin engrasar. Hornea en el horno precalentado durante 1 hora y 15 minutos, o hasta que el pastel se sienta esponjoso al tacto.

5. Voltea el molde sobre una rejilla enfriadora y deja enfriar completamente, sin retirar el molde.

6. Mientras, mezcla la piña con 1 taza de azúcar y mantequilla en una cacerola. Cocina, sin dejar de mover, hasta que suelte el hervor. Deja que hierva durante 5 minutos, moviendo frecuentemente. Retira del fuego y agrega el ron.

7. Desmolda el pastel y coloca en un platón. Pica por todos lados con un tenedor y agrega la salsa de piña a cucharadas. Adorna con más coco.

Tal Vez Te Guste