Tiempo Total
1 H 50 Min
Tiempo Activo
20 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
6

Consiente a tu familia con un desayuno diferente este fin de semana. A diferencia del resto, en esta receta un lado del pan se cubre con almendras rebanadas y tostadas. Sirve con fruta fresca, mermelada o miel de maple.

Cómo hacerlo

1. Coloca las almendras en una cacerola pequeña a fuego lento. Mueve con frecuencia para tostarlas sin que se quemen, de 5 a 10 minutos. Retira del fuego y reserva.

2. En un tazón grande, bate los huevos, leche, harina, sal, polvo para hornear, esencia de almendras y esencia de vainilla. Remoja bien las rebanadas de pan en esta la mezcla. Colócalas en una charola. Refrigera durante aproximadamente 1 hora.

3. Calienta el aceite de canola y la mantequilla en un sartén grande a fuego medio. Pasa un lado de las rebanadas de pan por las almendras, presionando para que se cubran. Fríe ambos lados del pan hasta que tomen un tono café dorado. Espolvorea con azúcar glass antes de servir.

Tal Vez Te Guste