Tiempo Total
1 H 30 Min
Tiempo Activo
1 H
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
14

Pastel de jugo fresco de piña con un toque de limón, cubierto con crema chantilly y decorado con trozos de piña fresca y cerezas. ¡Digno de cualquier ocasión especial!

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 165 °C (325 °F). Engrasa un molde rosca de 25 centímetros de diámetro.

2. Cierne la harina con el polvo para hornear.

3. Separa los huevos, pon las yemas en un tazón grande y las claras en un tazón pequeño. Bate las yemas con la batidora eléctrica hasta que se espesen y esponjen, aproximadamente 2 minutos. Sin dejar de batir, agrega poco a poco 3/4 taza de azúcar. Vierte el jugo de limón y el jugo de piña; mezcla bien. Añade poco a poco los polvos cernidos, batiendo para integrar, aproximadamente un minuto y medio. No batas de más.

4. Lava y seca las aspas de la licuadora. Bate las claras de huevo con la sal hasta que se formen picos suaves, aproximadamente 1 minuto. Sin dejar de batir, agrega poco a poco 3/4 taza de azúcar blanca.

5. Envuelve las claras en la masa y vierte ésta dentro del molde engrasado. Con mucho cuidado, pasa un cuchillo por la masa unas seis veces, con movimientos circulares, para desinflar las burbujas de aire que pudiera tener.

6. Hornea en el horno precalentado durante 1 hora o hasta que tome un tono dorado y se sienta firme al tacto. Voltea el pastel sobre una rejilla enfriadora, sin sacarlo del molde. Una vez que se haya enfriado, afloja los lados con ayuda de una espátula y desmolda.

7. Cubre el pastel con la crema batida y adorna con triangulitos de piña y cerezas marrasquino.

Tal Vez Te Guste