Tiempo Total
1 H
Tiempo Activo
45 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
14

Un pastel esponjoso y sencillo con el toque perfecto de vainilla y limón. Disfrútalo con una taza de té o café.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 °C (350 °F).

2. Separa los huevos. Aparte, cierne tres veces la harina junto con el polvo para hornear y la sal.

3. En un tazón grande, bate las yemas de huevo hasta que tomen un tono amarillo pálido. Agrega poco a poco el azúcar, batiendo bien después de cada adición. Añade el extracto o ralladura de limón, vainilla y agua hirviendo; revuelve bien. Integra los polvos cernidos con ayuda de una espátula.

4. Aparte, bate las claras de huevo a punto de turrón en un tazón limpio. Envuelve en la masa.

5. Vierte la masa del pastel dentro de un molde rosca de 23 centímetros de diámetro, sin engrasar. Hornea entre 45 y 50 minutos. Voltea el pastel con cuidado sobre una rejilla enfriadora y deja enfriar completamente antes de retirar el molde.

Tal Vez Te Guste