Tiempo Total
1 H 30 Min
Tiempo Activo
1 H
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
12

Un pastel de textura suave y jugosa que se derrite en tu boca. Ideal para llevar a reuniones y fiestas de todo tipo.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 °C (350 °F). Engrasa y enharina un molde para pastel de 20×20 centímetros.

2. Bate la mantequilla junto con 1/2 taza de azúcar en un tazón grande, hasta acremar. Añade la sal y la vainilla. Agrega las yemas de huevo, y bate hasta integrar perfectamente.

3. Mezcla 1 1/2 tazas de harina con el polvo para hornear. Incorpora al batido de mantequilla, alternando con la leche. Enharina las moras con 1 cucharada de harina; envuélvelas en la masa.

4. Aparte, bate las claras en un tazón limpio con aspas limpias y secas, hasta que formen picos suaves. Agrega 1/4 taza de azúcar (1 cucharada a la vez), y bate hasta que forme picos firmes. Envuelve en la masa.

5. Vierte la masa en el molde y espolvorea la superficie con 1 cucharada de azúcar. Hornea durante 50 minutos o hasta que pase la prueba del palillo.

Tal Vez Te Guste