Tiempo Total
1 H
Tiempo Activo
40 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
16

Pastel de avellanas molidas con vainilla, cubierto con un glaseado de chocolate semiamargo. De textura cremosa y sabor intenso.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 ºC. Engrasa ligeramente el fondo de un molde desmontable de 25 centímetros de diámetro.

2. Reserva 8 avellanas enteras para adornar. Muele muy bien el resto en el procesador de almentos o licuadora. Reserva 1 cucharada de avellanas molidas para adornar.

3. Derrite la mantequilla en una cacerola a fuego medio. Deja enfriar a temperatura ambiente.

4. Bate los huevos en un tazón grande junto con el azúcar y 1 cucharada de vainilla durante 2 o 3 minutos, hasta que tomen un tono amarillo pálido. Añade la harina, polvo para hornear, sal y nueces molidas; mezcla bien. Sigue batiendo lentamente mientras incorporas la mantequilla derretida, hasta tener una masa uniforme y espesa.

5. Vierte la masa dentro del molde engrasado y hornea de 35 a 40 minutos, hasta que pase la prueba del palillo. Deja en el molde 15 minutos, luego desmolda y coloca sobre un platón. Tapa con una servilleta de tela y deja que se enfríe durante 30 minutos más antes de glasear.

6. Mientras, prepara el glaseado. Calienta la crema a fuego moderado hasta que esté a punto de hervir, pero sin dejar que hierva. Retira del fuego inmediatamente y agrega las chispas de chocolate; revuelve hasta que se derritan. Incorpora 1/2 cucharadita de vainilla.

7. Cubre el pastel frío con el glaseado de chocolate. Espolvorea con las avellanas molidas sobre la orilla de la superficie y acomoda las avellanas enteras sobre las molidas.

Tal Vez Te Guste