Tiempo Total
30 Min
Tiempo Activo
5 Min
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
4

English muffins con jamón canadiense y huevos escalfados, bañados en salsa holandesa. Un clásico de la cocina norteamericana.

Cómo hacerlo

1. Empieza por preparar la salsa holandesa: Coloca suficiente agua en una cacerola para crear un baño María con agua. En un tazón de metal sobre el agua hirviendo, bate cuidadosamente las 4 yemas de huevo, jugo de limón, pimienta blanca, salsa inglesa y 1 cucharada de agua.

2. Sin dejar de batir, añade la mantequilla derretida 1 ó 2 cucharadas a la vez. Si la salsa empieza a espesar demasiado, agrega 1 ó 2 cucharaditas de agua caliente. Continúa batiendo hasta que toda la mantequilla se incorpore. Sazona con sal y retira del fuego. Tapa el tazón para mantener la salsa caliente.

3. Para escalfar los huevos: Llena una cacerola grande con agua y hierve a fuego lento. Añade vinagre. Con cuidado, rompe los huevos sobre el agua hirviendo y deja que se cocinen por de 2 ½ a 3 minutos. El centro de las yemas debe estar suave. Saca los huevos del agua con una espumadera y pásalos a un plato caliente.

4. Mientras que los huevos se cuecen, calienta el jamón canadiense en un sartén mediano a fuego medio-alto. Aparte, tuesta los muffins.

5. Unta un poco de mantequilla sobre cada muffin y agrega una rebanada de jamón. Coloca encima el huevo escalfado. Sirve 2 muffins en cada plato y baña con la salsa holandesa. Espolvorea con cebollín picado.

Tal Vez Te Guste