Tiempo Total
2 H 15 Min
Tiempo Activo
2 H
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
12

Esta receta combina queso crema, requesón y crema ácida en un "cheesecake" sin costra. No sustituyas los ingredientes y sigue los pasos al pie de la letra para un resultado delicioso.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 °C (350 °F). Engrasa ligeramente un molde desmontable de 23 centímetros de diámetro.

2. Mezcla muy bien el queso crema con el requesón o queso ricotta en un tazón. Agrega el azúcar, huevos, jugo de limón, vainilla, fécula de maíz, harina y mantequilla; mezcla de nuevo hasta integrar perfectamente. Por último incorpora la crema y revuelve bien. Vierte dentro del molde engrasado.

3. Hornea el pastel durante 1 hora. Apaga el horno y deja el pastel adentro durante 1 hora más. Retira del horno y deja enfriar a temperatura ambiente, luego refrigera durante 4 horas para servir bien frío.

Tal Vez Te Guste