Tiempo Total
3 H 25 Min
Tiempo Activo
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
8

Cuadros de pastel de queso crema con frambuesas, crema chantilly y un diseño de remolino blanco y rojo.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 190 °C (375 °F). Engrasa un molde para hornear de 18×28 centímetros.

2. Mezcla muy bien las galletas Marías con la mantequilla y 3 cucharadas de azúcar en un tazón. Coloca sobre el fondo del molde engrasado, cubriéndolo completamente y presionando con tus manos para compactar.

3. Hornea en el horno precalentado hasta que se dore, aproximadamente 8 minutos.

4. Bate las yemas de huevo en otro tazón con ayuda de una batidora eléctrica a velocidad alta, hasta que tomen un tono pálido. Agrega el queso crema, 1 taza de azúcar y sal. Empieza a batir a velocidad baja y sube poco a poco hasta llegar a velocidad alta. Sigue batiendo hasta integrar todo uniformemente.

5. Coloca las claras de huevo en un tazón grande y bate con batidora eléctrica (aspas limpias y secas) hasta alcanzar el punto de turrón. Envuelve las claras en el batido de queso crema.

6. Vierte la crema en otro tazón y bate hasta alcanzar el punto chantilly. Envuelve en el batido de queso.

7. Coloca las frambuesas en el vaso de la licuadora. Tapa y licua a intensidad baja hasta que se suavicen. Vierte mitad sobre el batido de queso e integra parcialmente moviendo con una espátula para crear un diseño en forma de remolino.

8. Vierte el relleno de queso y frambuesas sobre la costra de galletas ya fría. Agrega con cuidado el resto de las frambuesas sobre el relleno. Utiliza un cuchillo para integrar las frambuesas de nuevo creando un remolino rojo y blanco.

9. Tapa muy bien el molde con papel aluminio o plástico adherente. Congela durante 3 horas. Cuando esté listo para servirse, deja reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos, luego corta en cuadros.

Tal Vez Te Guste