Tiempo Total
50 Min
Tiempo Activo
30 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
16

Un pastel holandés suculento y rebosante de sabor. Esta receta es fácil de preparar con pocos ingredientes y pasos cortos.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 °C (350 °F). Engrasa dos moldes para pastel de 20 centímetros de diámetro.

2. Coloca la mantequilla y el azúcar en un tazón grande. Bate con batidora eléctrica hasta que se esponje. Agrega los huevos (reservando 1 cucharada para barnizar la superficie), bate, luego añade el extracto de almendra.

3. Aparte, mezcla la harina con el polvo para hornear. Incorpora a la masa con ayuda de una cuchara o pala de madera. La masa se sentirá rígida.

4. Divide la masa entre los moldes, distribuyendo uniformemente y presionando ligeramente para compactar. Distribuye las mitades de almendra sobre cada masa de pastel y presiona ligeramente con los dedos para que queden fijas. Barniza con el huevo reservado.

5. Hornea en el horno precalentado durante 30 minutos o hasta que la superficie de los pasteles haya tomado un tono dorado.

Tal Vez Te Guste