Tiempo Total
1 H
Tiempo Activo
Tiempo Prep
1 H
Porciones
4

Esta receta se convertirá en tu favorita. Arroz frito con jamón, huevo y tocino, sazonado con un toque opcional de curry en polvo.

Cómo hacerlo

1. Hierve el agua con la sal en una cacerola a fuego alto. Agrega el arroz, reduce el fuego a bajo y tapa. Cocina durante 20 minutos o hasta que toda el agua se haya consumido. Extiende el arroz en una charola grande para que se enfríe y se seque. (Si lo prefieres, puedes preparar el arroz el día anterior).

2. Mientras, calienta 1 cucharadita de aceite en un sartén pequeño a fuego medio. Agrega el huevo y cocina sin revolver hasta que el lado de abajo se cuaje. Voltea y cocina hasta que el otro lado se cuaje. Retira del sartén y corta en tiritas delgadas. Reserva.

3. Coloca el tocino el el mismo sartén y fríe en su propia grasa a fuego medio, hasta que se haya dorado. Retira del sartén y conserva la grasa.

4. Fríe el jamón en la grasa del tocino, hasta que haya tomado un tono café claro. Retira de sartén y reserva junto con el tocino. Agrega los rabos de cebollita cambray y fríe en la grasa restante. Retira y reserva junto con el tocino y el jamón.

5. Calienta 1 cucharada de aceite en un sartén “wok” o cacerola grande a fuego medio. Agrega el arroz frío y seco, y fríe durante un par de minutos, sin dejar de mover. Espolvorea con el curry en polvo y revuelve muy bien hasta integrar perfectamente. Incorpora el huevo, tocino, jamón, rabos de cebolla y germinado de trigo; mezcla bien. Cocina durante unos minutos más, moviendo de vez en cuando, hasta que todo se haya calentado bien.

Tal Vez Te Guste