Tiempo Total
50 Min
Tiempo Activo
20 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
8

Trocitos de pechuga de pollo fritos se sirven sobre una cama de pimiento morrón y piña en almíbar, y se bañan en salsa agridulce sabor piña y color naranja.

Cómo hacerlo

1. Para preparar la salsa agridulce, vierte el almíbar de la piña en una cacerola y agrega 1 1/2 tazas de agua, azúcar, vinagre y colorante vegetal. Calienta, moviendo frecuentemente, hasta que suelte el hervor. Apaga el fuego. Disuelve la fécula de maíz en 1/4 taza de agua y vierte lentamente sobre la salsa, revolviendo hasta que se espese. Reserva.

2. Mezcla muy bien la harina con el polvo para hornear y la sal en un tazón grande. Agrega 2 cucharadas de aceite, 2 cucharadas de fécula de maíz, pimienta blanca y huevo; mezcla hasta integrar perfectamente. Vierte poco a poco 1 1/2 tazas de agua, batiendo manualmente hasta tener una masa espesa y completamente uniforme. Incorpora las piezas de pollo y revuelve hasta cubrirlas completamente con la masa.

3. Calienta el aceite en una cacerola de hierro hasta que alcance los 180 ºC. Fríe las piezas de pollo en el aceite caliente durante 10 minutos o hasta que se hayan dorado. Saca y escurre sobre toallas de papel.

4. Para servir, coloca los pimientos en un platón y acomoda encima los trozos de piña, luego las piezas de pollo. Baña con la salsa agridulce.

Tal Vez Te Guste