Tiempo Total
2 H
Tiempo Activo
1 H 30 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
12

Carne de pollo de rosticería entre capas de espinacas frescas, requesón , salsa blanca con champiñones y, por supuesto, láminas de lasaña italiana.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 °C (350 °F).

2. Cuece la pasta de lasaña en agua hirviendo con sal hasta que esté “al dente”, entre 8 y 10 minutos. Escurre y enjuaga con agua fría.

3. Coloca la crema, crema de champiñones, queso parmesano y mantequilla en una cacerola a fuego bajo. Deja que hierva suavemente, sin dejar de mover, hasta que todo se haya integrado perfectamente.

4. Calienta el aceite de oliva en una cacerola a fuego medio. Sofríe la cebolla sin dejar de mover, hasta que esté suave, luego agrega el ajo y los champiñones. Incorpora la carne de pollo desmenuzada, mezcla bien y cocina hasta que todo se haya calentado. Sazona con sal y pimienta.

5. Cubre el fondo de un refractario de 23×33 centímetros con una capa delgada de la salsa blanca. Acomoda encima una tercera parte de la pasta y agrega sobre ésta: mitad del requesón, mitad de las espinacas, mitad del pollo y 1 taza de queso mozzarella. Baña con una tercera parte de la salsa blanca. Repite el procedimiento de capas una vez más: una tercera parte de la lasaña, mitad del requesón, mitad de las espinacas, mitad del pollo, 1 taza de queso mozzarella y una tercera parte de la salsa. Cubre con el resto de la pasta y baña con la salsa blanca restante.

6. Hornea en el horno precalentado durante 1 hora o hasta que esté ligeramente dorada y burbujeando. Espolvorea con el resto del queso mozzarella y hornea hasta que el queso se derrita y se dore.

Tal Vez Te Guste