Tiempo Total
20 Min
Tiempo Activo
10 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
1

Otra receta deliciosa y muy sencilla de la cocina asiática: "chow mein de pollo". Se trata de fideos chinos fritos, uno de los platillos más conocidos de la gastronomía China.

Cómo hacerlo

1. Coloca la pechuga de pollo en un tazón. Espolvorea con el polvo de cinco especias y rocía con 1/2 cucharada de salsa de soya reducida en socio, 1/2 cucharadita de salsa de soya oscura. Mezcla bien y agrega la fécula de maíz. Mezcla de nuevo y reserva.

2. Mientras, cuece los fideos de huevo en agua hirviendo durante aproximadamente 1 minuto. Sabrás que están listos cuando empiecen a separarse. (Es muy importante que no se cuezan de más). Escurre y enjuaga con agua fría para detener la cocción. Vierte sobre éstos el aceite de ajonjolí y revuele bien para que no se peguen. Reserva.

3. Calienta el aceite vegetal en un sartén a fuego medio-alto. Agrega el pollo y fríe hasta que se dore. Incorpora el pimiento rojo y saltea durante 1 minuto. Luego añade los fideos de huevo y sigue salteando 1 minuto más.

4. Reduce el fuego a bajo y agrega el germen de soya, cebollita cambray, 1 1/2 cucharadas de salsa de soya reducida en sodio; sigue salteando.

5. Por último agrega 1/2 cucharadita de salsa de soya oscura. Revuelve bien y sirve inmediatamente.

Tal Vez Te Guste