Tiempo Total
30 Min
Tiempo Activo
20 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
4

Piezas de pollo cocidas a presión se sirven bañadas en una salsa agridulce de mermelada de chabacano con un toque de jengibre.

Cómo hacerlo

1. Calienta el aceite de oliva en la olla de presión fuego medio-alto. Fríe las piezas de pollo en el aceite caliente hasta que se doren uniformemente. Retira el pollo de la olla y sazona con sal, pimienta, páprika y mejorana. Escurre y desecha la grasa de la olla. Vierte el vino y caldo de pollo, raspando los trozos de carne que se hayan pegado en el fondo de la olla.

2. Regresa el pollo a la olla a fuego medio-alto, tapa y coloca la válvula de la tapadera. Cocina a presión alta por 8 minutos, o hasta que el pollo esté blando. Espera a que reduzca la presión antes de abrir la olla.

3. Coloca el pollo en un platón y coloca en la olla la mermelada de chabacano, vinagre, jengibre y miel. Deja que hierva y cocina sin tapar, hasta que la salsa se haya reducido y tenga una consistencia espesa de jarabe, aproximadamente 10 minutos. Vierte la salsa sobre el pollo y sirve.

Tal Vez Te Guste