Tiempo Total
1 H 30 Min
Tiempo Activo
1 H 5 Min
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
6

Una mezcla de pechuga de pollo, queso crema y queso mozzarella sirven de relleno de esta cremosa lasaña con salsa de tomate y gratinada a la perfección.

Cómo hacerlo

1. Hierve agua con sal en una olla grande. Cuece la lasaña entre 8 y 10 minutos. Escurre y enjuaga con agua fría para detener la cocción.

2. Mientras, coloca la pechuga de pollo en una cacerola y cubre con agua. Deja que hierva durante 20 minutos o hasta que esté completamente cocida. Retira de la cacerola y desmenuza.

3. Precalienta el horno a 180 ºC (350 ºF). Disuelve el cubo de consomé en agua caliente. Mezcla la pechuga desmenuzada con el consomé disuelto, queso crema y 1 taza de queso mozzarella.

4. Vierte 1/3 taza de salsa en un molde refractario de 23×33 y distribuye para cubrir el fondo completamente. Acomoda sobre la salsa mitad del pollo y cubre con 3 láminas de lasaña. Vierte más salsa sobre la lasaña y agrega el resto del pollo. Cubre con la lasaña restante y vierte sobre ésta el resto de la salsa. Espolvorea con el queso mozzarella restante.

5. Hornea durante 45 minutos en el horno precalentado.

Tal Vez Te Guste