Tiempo Total
7 H 30 Min
Tiempo Activo
2 H 30 Min
Tiempo Prep
1 H
Porciones
8

Recta de pozole blanco con cuatro diferentes cortes de carne de cerdo servido con una deliciosa salsa de chile guajillo. Un platillo tradicional del estado de Colima, pero que es muy popular en todo México.

Cómo hacerlo

1. Coloca el maíz en una olla grande y cubre con una cantidad abundante de agua. Deja remojar durante 4 horas o toda la noche.

2. Incorpora la cal al maíz remojado y hierve durante 30 minutos o hasta que su cáscara se desprenda fácilmente al frotarlo entre tus dedos. Deja enfriar y enjuaga varias veces, frotándolo vigorosamente con tus manos, hasta que el agua salga limpia y clara, y el maíz esté blanco.

3. Coloca 4 litros de agua en una olla grande. Corta los extremos de las cabezas de ajo para descubrir un poco los dientes. Agrega a la olla junto con las hojas de laurel y el orégano. Calienta a fuego alto hasta que suelte el hervor.

4. Incorpora el maíz y hierve hasta que empiece a reventar, entre 30 y 45 minutos. Agrega la carne de cerdo, a excepción de las patas, y sazona con sal al gusto. Tapa y deja que el pozole hierva a fuego lento hasta que la carne se haya cocido completamente, aproximadamente 2 horas.

5. Mientras, cuece las patas en otra olla con agua y sal, hasta que estén suaves. Retira los huesos y corta en trozos. Agrega a la olla con el pozole durante los últimos minutos de cocción.

6. Para preparar la salsa, cuece los chiles en agua hirviendo hasta que se suavicen, entre 5 y 10 minutos. Muele muy bien junto con los tomates y 4 dientes de ajo. Cuela y fríe en la manteca caliente hasta que los sabores se integren. Vierte dentro de una salsera.

7. Sirve el pozole caliente y acompaña con cebolla picada, rebanadas de rabanitos, limones, tostadas de maíz y la salsa de chile guajillo.

Tal Vez Te Guste