Tiempo Total
3 H 30 Min
Tiempo Activo
3 H
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
10

En esta deliciosa receta la mezcla de chiles guajillo y ancho le da al pozole un color y sabor que te van a fascinar.

Cómo hacerlo

1. Coloca el maíz en una olla grande junto con la cebolla, cabeza de ajo, laurel, tomillo, mejorana y orégano. Agrega 5 litros de agua y calienta a fuego alto hasta que empiece a hervir, reduce el fuego a medio, tapa y cocina hasta que el maíz reviente (puede tomar de 30 minutos a 1 hora).

2. Mientras, hierve los chiles durante 10 minutos o hasta que se suavicen. Muele muy bien con un poco de agua y cuela.

3. Enjuaga muy bien la carne y agrégala a la olla con el maíz ya reventado. Incorpora los chiles molidos y colados. A este punto (no antes) puedes agregar sal. Reduce el fuego a bajo, tapa y cocina, retirando la espuma de la superficie de vez en cuando, hasta que la carne esté suave, pero firme, aproximadamente 2 horas.

4. Saca toda la carne de la olla y corta en trozos de tamaño regular, retirando los huesos de la manita de puerco. Desecha la cebolla, ajo y hierbas de olor. Regresa la carne a la olla.

5. Rectifica el sazón y deja que hierva a fuego bajo hasta que la carne esté completamente suave.

6. Sirve el pozole con lechuga, rabanitos y cebolla. Agrega jugo de limón y salsa para pozole o chile piquín al gusto. Acompaña con tostadas de maíz.

Tal Vez Te Guste