Tiempo Total
9 H 35 Min
Tiempo Activo
1 H 15 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
4

Prueba este estofado de origen polaco con frijoles blancos, salchicha y tocino. Acompaña con un buen pan rústico.

Cómo hacerlo

1. Limpia y remojas los frijoles en abundante agua durante toda la noche.

2. Al día siguiente, escurre los frijoles y coloca dentro de una olla grande. Cubre con agua limpia y cocina a fuego bajo hasta que se ablanden, entre 45 minutos y 1 hora.

3. Calienta el aceite en un sartén a fuego medio-alto. Agrega el tocino y la salchicha, y fríe hasta que se hayan dorado. Coloca las canes en un plato y reserva parte de la grasa en el sartén.

4. Calienta el mismo sartén a fuego medio. Agrega la cebolla y cocina, moviendo frecuentemente, hasta que tome un tono café dorado. Reserva junto con la salchicha y el tocino.

5. Cuando los frijoles estén suaves, agrega el tocino, salchicha, cebolla, hojas de laurel y pimienta gorda. Sube el fuego a medio-bajo y, cuando los frijoles empiecen a hervir suavemente, agrega los jitomates, ajo, mejorana, sal y pimienta. Deja que hiervan suavemente, agregando agua si es necesario.

6. Derrite la mantequilla en una cacerola pequeña a fuego bajo. Agrega la harina y mezcla bien hasta deshacer todos los grumos. Retira del fuego y agrega a la olla con los frijoles. Si lo deseas, incorpora el pimentón.

7. Deja que todo hierva suavemente durante 15 minutos más.

Tal Vez Te Guste